Echinodermata

Grupo de animales completamente marinos, que tienen un esqueleto o caparazón de placas calcáreas o espículas. El esqueleto se diferencia del de los otros invertebrados, en que se segrega por la capa media del cuerpo, en vez de por la parte exterior, de tal forma que el caparazón está envuelto en tejido blando. Cada placa es un cristal simple de calcita. Los equinodermos se dividen en las siguientes clases:

 1. Cystoidea/Cardpoidea      Pelmatozoa o formas fijas

2. Blastoidea  

Grupo de animales completamente marinos, que tienen un esqueleto o caparazón de placas calcáreas o espículas. El esqueleto se diferencia del de los otros invertebrados, en que se segrega por la capa media del cuerpo, en vez de por la parte exterior, de tal forma que el caparazón está envuelto en tejido blando. Cada placa es un cristal simple de calcita. Los equinodermos se dividen en las siguientes clases:

 1. Cystoidea/Cardpoidea      Pelmatozoa o formas fijas

2. Blastoidea  

3. Crinoidea                          

4. Edrioasteroidea     

5. Equinoidea (erizos de mar)            Eleutherozoa o formas móviles

6. Holothuroidea (holoturios)           

7. Asteroidea (estrella de mar)          

8. Ophiuroidea (ofiuros)       

 (1) Cystoidea (Cistoideos). Se supone que es el grupo más primitivo de los Equinodermos, el caparazón está constituido por láminas colocadas irregularmente con pocos vestigios de la típica simetría pentameral, a la vez que se observa una variación considerable en el carácter de su base y en el número de sus brazos. Los Cistoideos se extienden desde el Cámbrico superior hasta el Carbonífero, y son formas raras, sin importancia geológica. Algunos autores consideran que los Cistoideos que no muestran simetría radial, constituyen la clase de los Carpoideos, cuya posición sistemática es incierta.

(2) Blastoidea(Blastoideos).  Se piensa que han evolucionado de los Cistoideos, están constituidos normalmente de un tallo coronado por un cáliz o copa, del que los brazos forman una parte integral. Es frecuente la simetría pentameral. El número de placas del cáliz es de trece, dispuestas en tres filas o círculos. Se extiende desde Ordovícico al Pérmico. No sirven como índices zonales. Se encuentran a veces en arrecifes del Carbonífero inferior.

(3) Crinoidea (Crinoideos). Equinodermos marinos fijos o móviles constituidos de un tronco (sólo en las formas fijas) y un cáliz o copa, que lleva cinco brazos en forma de pluma, estando construida la totalidad de la estructura de placas y artejos separados. El tallo, que tiene raíces en la base, está constituido de artejos individuales, que son generalmente redondos, ovaloides, pentagonales, o en forma de estrella, y forman la mayoría de los crinoideos fósiles.

El cáliz está constituido de dos o tres filas de placas, la fila más alta lleva la articulación de los brazos. Los brazos, que pueden o no ramificarse, llevan pequeñas pínulas que les da su aspecto de pluma. Son las que se encargan de recoger pequeñas partículas de comida que son introducidas en la boca, situada en la parte superior del cáliz. Coronando el cáliz y rodeado por los brazos hay una estructura, en cúpula o alargada, de pequeñas placas irregulares que llevan el ano en el ápice. Los Crionideos se subdividen según la naturaleza del cáliz. Los términos siguientes se utilizan para describir determinados rasgos del grupo:

Biseriado: Brazos constituidos por una doble hilera axial de artejos.

Uniseriado: Brazos constituidos de una sola fila axial de artejos.

Diciclico: Un cáliz constituido de tres círculos de placas.

Monociclico: Un cáliz constituido de dos círculos de placas.

Se extienden desde el Cámbrico (Ordovícico inferior) hasta nuestros días. Son constituyentes importantes de las rocas y han sido utilizados como índices zonales en el Cretácico superior.

(4) Edrioasteroidea (Edrioasteroideos). Grupo enigmático de Equinodermos extinguidos, constituidos por un caparazón esférico, sobre cuya superficie se ramifican cinco ranuras de ingestión de alimentos. En muchos aspectos se parecen a los Cistoideos, de los que han podido derivarse. Se extienden desde el Cámbrico hasta el Carbonífero.

(5) Echinoidea (Equinoideos). Grupo de Equinodermos que tienen un caparazón esférico y radialmente simétrico con espinas, que en las formas más avanzadas puede llegar a ser alargado y con simetría bilateral. El caparazón se compone normalmente de veinte filas verticales de placas dispuestas en parejas, alternándose cinco hileras de placas con perforaciones (áreas ambulacrales), Con cinco hileras sin perforaciones (áreas interambulacrales). Cada placa de área ambulacral contiene poros, de los que emerge un pie tubular, conectado a un sistema interno de circulación de agua, que son responsables de la resptración y locomoción. En la superficie superior (aboral) del caparazón se encuentra el aparato apical, que consiste en: a) las placas oculares, que producen las placas ambulacrales. b) Las placas genitales, que contienen las aberturas genitales; el ano está situado en el centro del aparato apical en los tipos radial mente simétricos, y fuera del aparato apical, y en una posición posterior, en las formas bilateralmente simétricas. En la superficie inferior (oral) está situado el peristoma, constituido normalmente por una membrana correosa y circular, en el centro de la cual se encuentra la boca.

En los Equinodermos excavadores avanzados, el área del peristoma se reduce y la boca está protegida por un labio. Las espinas de los Equinoideos son generalmente grandes, en las formas radialmente simétricas, y pequeñas en las bilaterales; su función normal es protectora, si bien en los Equinoideos excavadores pueden aplanarse y utilizarse para la locomoción.

La clasificación moderna subdivide a los Equinoideos en dos grupos, según la naturaleza del área del peristoma y de las placas ambulacrales. Una clasificación anterior, más sencilla, los divide en Regulares (formas radial mente simétricas) e Irregulares (formas bilateralmente simétricas). Estas dos clasificaciones no coinciden. Los Equinoideos «Petaloides» tienen áreas ambulacrales con forma de huevo, y alargadas (con aspecto de hojas) en la superficie aboral. Los Equinoideos se extienden desde el Ordovócico hasta la actualidad, y se han utilizado como índices zonales en el Cretácico.

(6) Holothuroidea (Holoturoideos). Grupo de Equinodermos en los que las placas se han reducido y sólo aparecen como espículas «ornamentales» situadas en un tegumento correoso (capa exterior). Los espículas pueden tener forma de ancla, aguja, estrella, o rueda. Se extienden desde el Cámbrico (Ordovícico) hasta nuestros días. Las espículas de los Holoturios raramente aparecen en los levigados de microfósiles, y no tienen utilización geológica.

(7) Asteroidea (Asteroideos). Equinodermos en forma de estrella en los que los brazos se van convirtiendo imperceptiblemente en la parte central del animal. El número de brazos suele ser cinco, pero puede ser mayor, en múltiplos de cinco. La superficie inferior del brazo lleva los pies tubulares, que en los Asteroideos se utilizan para abrir Moluscos, que es el alimento común de este grupo. El esqueleto consiste en artejos (placas) que generalmente son granulares, calcáreas, de forma regular, y pueden asociarse en hileras. Se extienden desde el Ordovícico hasta nuestros días; el grupo no tiene importancia geológica.

(8) Ophiuroidea (Ofiurideos). Equinodermos en forma de estrella, con cinco o más (en múltiplos de cinco) brazos flexibles que radian separándose de un disco central circular. El esqueleto está constituido de artejos que tienen forma de placas en el disco central y redondos en los brazos, donde forman un nervio articulado central. Los brazos no llevan pies tubulares. Se extienden desde el Ordovícico hasta la actualidad; tienen poca importancia geológica, si bien cuando aparecen, lo hacen en gran abundancia.

 

Potrebbero interessarti anche...